CAMINÉ

Caminé por las orillas
del amor y la amistad,
nadé en sus caudales
y en su corriente ahogué.

En sus apacibles manantiales
descansé  mi soledad,
tumbé todos mis pesares
En sus aguas de cristal.
Bebí de su agua en abundancia
Sin saber que en su carencia
La sed me iba a matar.

Días y noches navegué en calma
Sin pensar en lo que iba a suceder.
Aparentaba ser un río inmenso
Que nunca iba a terminar,
Una mañana sin querer abrí los ojos
Y frente a mi una cascada arrasadora
Indicaba la final devastadora.
La turbulencia me embistió
y caí de un zarpazo por el torrente,
abajo en la turbiedad agonizando
no quise mirar a  aquel salto de la muerte.
¡ Ahora, no camino ya!
Por las orillas del amor y la amistad
Porque me duelen las caídas
Y temo a la tempestad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s