LA NIÑA QUE MURIÓ DE AMOR

Los ojos apagados, los labios resecos y la piel pálida confirmaban la agonía de la niña de los rizos petróleo.En húmedo silencio su mamá la contemplaba, deseaba salvarla, pero no podía salir por medicinas, las calles estaban minadas y un paso en el exterior le costaría la vida.
En sus manos, la infeliz madre sostenía un sobre del que después de dos intentos fallidos sacó un papel con las únicas palabras capaces de curar a su hija (TE AMO) lo volteó, lo giró, lo agitó, lo miró y remiró. Sin embargo, ella, no sabía leer y tampoco hablaba, impotente arrugó al papel y lo tiró por la ventana. Un segundo después una explosión abrazó a la pequeña guarida.
La niña que murió de amor, pasó a formar parte de las víctimas de la guerra.

Hernán Torres

 

Anuncios

Un pensamiento en “LA NIÑA QUE MURIÓ DE AMOR”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s