JUSTIFICACIONES DEL SILENCIO

¡ Suéltalo mundo! no quiere abrir la boca.
No quiere que los músculos
que habitan en sus confines bucales
se muevan, palpiten o agiten.
 
No quiere que de sus húmedos rincones orales
fluyan desabridas expresiones,
no quiere que sus enmudecidas vibraciones
revelen los secretos de su culto al mutismo.

Seguir leyendo JUSTIFICACIONES DEL SILENCIO

Anuncios

EL HOMBRE QUE ODIABA SONREIR

El apagón terminó pero la oficina seguía oscura. El hombre que odiaba sonreír buscaba con el tacto los papeles que dejó sobre su escritorio. Sin querer empuñó las manos de su nueva asistente, a la que nunca habló, se disculpó y calló. Las luces regresaron  y la mujer parada frente a él  sostenía los documentos, él la miró y sonrió escuetamente.

La asistente creyó que era la más hermosa sonrisa que había visto, él  ya lo sabía, se acomodó  tras su computadora e intentó seguir con su trabajo. Ella  se dispuso a devolver los documentos que aún sujetaba y otra vez quedaron a oscuras. El hombre que odiaba sonreír, rió sin saber por qué. Ella vio su sonrisa en la penumbra y se enamoró. Seguir leyendo EL HOMBRE QUE ODIABA SONREIR

LA NIÑA QUE MURIÓ DE AMOR

Los ojos apagados, los labios resecos y la piel pálida confirmaban la agonía de la niña de los rizos petróleo.En húmedo silencio su mamá la contemplaba, deseaba salvarla, pero no podía salir por medicinas, las calles estaban minadas y un paso en el exterior le costaría la vida.
En sus manos, la infeliz madre sostenía un sobre del que después de dos intentos fallidos sacó un papel con las únicas palabras capaces de curar a su hija (TE AMO) lo volteó, lo giró, Seguir leyendo LA NIÑA QUE MURIÓ DE AMOR

ÚLTIMA VELADA

Una taza con alguna bebida caliente, fue lo único que pidió para continuar con su velada. Quería pasar su última noche de vida sin dormirse. Su obra  maestra estaba por  ser terminada, faltaban menos de doscientas palabras, un buen título y algunas correcciones.

Eran más de las diez y él tenía miedo. Su cuenta regresiva había empezado. Una mano delgada y deformada abrió la ventanilla de la oxidada puerta del calabozo y  le dejó una taza con café humeante  en el gélido piso. Seguir leyendo ÚLTIMA VELADA

CULPABLE

Manchado con la sangre
lleva entre sus manos un cuchillo,
aún están las huellas
y para él todo es tan sencillo.

No es ira lo que siente,
es la culpa quien luce en sus ojos ,
es consciente de lo que hizo
y lava sus manos cual Poncio Pilato
para buscar otro culpable
y borrar la línea que el cruzó. Seguir leyendo CULPABLE

Capítulo IV: Hoja en Blanco

DOMINGO 06 DE DICIEMBRE DEL 2015

Olvidé, que hoy tenía planeado salir a correr con Joel y otros compañeros. Daríamos una vueltas alrededor del parque y luego, nos iríamos a jugar futbol en algún club.

A  las cinco y treinta de la mañana, me despertó el apabullante sonido del timbre de mi casa. Pensé que era el guardia  de la residencia. Siempre viene muy temprano los domingos por su cheque  semanal. Mi mamá es la tesorera de la junta de propietarios  y realiza ese tipo de pagos.  Oculté  mi cabeza debajo la almohada que me regaló Noelia, me retorcí entre los suaves edredones de algodón y me dispuse a seguir durmiendo.  Cerré los ojos y oí las voces  de Joel,  Manuel y Víctor llamándome a gritos. Creí que era un sueño, pero no. Eran reales y seguían vociferando insistentemente desde afuera. Intuí, luego
Seguir leyendo Capítulo IV: Hoja en Blanco